ACABADOS Y PROTECCIÓN CONTRA LA CORROSIÓN: UNA VISIÓN GENERAL DE NUESTRAS SOLUCIONES

Hoy en día, los usuarios finales de recubrimientos protectores de alto rendimiento prefieren productos que proporcionen resistencia al agua, a los productos químicos, a los ácidos, a los hidrocarburos, y al mismo tiempo disponer de un equipo de aplicación de acabados que facilite el trabajo, la limpieza, mejora de la productividad y la reducción de los costes de mantenimiento.

El rendimiento de los productos anticorrosivos y los equipos de pulverización de acabados están superando las expectativas de los clientes

La oxidación de la superficie, las grietas o incluso la desintegración completa son los posibles efectos de la corrosión en los llamados materiales no estables como lo son el hierro, el hormigón, el acero, el zinc, la cerámica, etc. Estos materiales son utilizados, por ejemplo, en la composición de estructuras metálicas, tuberías, piezas de aeronáutica, automóviles, implantes médicos, etc. En función de la naturaleza de los materiales, del uso que se haga de ellos, y también del entorno en el que evolucionen, es esencial prevenir los posibles fenómenos de degradación. Por lo tanto, es fácil comprender la necesidad técnica, económica, de seguridad e incluso sanitaria de actuar en la fase inicial.

La demanda de tecnologías ecológicas y de aplicación avanzada va en aumento y la demanda de los consumidores de productos respetuosos con el medio ambiente ha creado un enorme impacto en el valor añadido del producto y en la innovación en el mercado de los recubrimientos anticorrosivos de alto rendimiento.

La pulverización de pintura protectora es un proceso clave que permite ahorrar unos 18 millones de kilogramos de acero al año en Francia

Los recubrimientos anticorrosivos se utilizan para proteger el metal u otras superficies de la degradación natural causada por diferentes agentes corrosivos como la humedad, los productos químicos y la sal. En todo el mundo, la corrosión causa enormes pérdidas financieras en un gran número de industrias.

Por ejemplo, la pulverización de pintura protectora es un proceso clave que permite ahorra unos 18 millones de kilogramos de acero al año en Francia. También debilita gradualmente las estructuras, lo que supone una amenaza para la propiedad y la seguridad. Los recubrimientos anticorrosivos son una de las soluciones más eficaces y económicas para hacer frente a la corrosión. Actúan como una barrera entre la superficie y el agente corrosivo, y prolongan la vida de la estructura y mejoran su eficiencia.

Los recubrimientos anticorrosivos pueden clasificarse en epoxi, poliuretano, acrílico, alquídico, zinc, caucho clorado y otros (incluyendo silicatos, fluorocarbonos, copolímeros, cerámica, grafeno y escamas de vidrio). El tipo de recubrimiento anticorrosivo utilizado depende de las propiedades requeridas para cada tipo de aplicación.

Las pinturas anticorrosivas son recubrimientos muy gruesos. Por lo tanto, la principal limitación es disponer de una solución que permita alimentar la pistola y pulverizar el recubrimiento fuera de ella, por lo tanto, a alta presión, y con la calidad de acabado esperada. En efecto, el tratamiento protector con embellecedor es tan importante como el tratamiento funcional anticorrosivo. La coloración permite mezclar mejor la pieza con su entorno o, por el contrario, diferenciarla haciendo que destaque.

SAMES KREMLIN ofrece soluciones de pulverización líquida y en polvo para las aplicaciones de recubrimientos protectores

acabados-protección

SAMES KREMLIN desarrolla desde hace varias décadas soluciones adaptadas a las exigencias y limitaciones de las empresas industriales: soluciones manuales innovadoras AIRLESS para interior o exterior, compuestas por la pistola AIRLESS SFLOW® que existe en dos relaciones de presión (275 y 450 bar) para adaptarse mejor a la aplicación y nuestras bombas AIRLESS de alta relación de presión. En cuanto al acabado, es la presencia de un «jet breaker» en el asiento de la pistola (que comienza a atomizar las partículas de pintura) y la boquilla que aportará la finura esperada (preferentemente TIP-TOP reversible, dedicada a este tipo de aplicación)

Algunas aplicaciones de acabado en el taller de producción (temperatura, higrometría) requerirán el uso de un calefactor MAGMA 500 para garantizar la fluidez de la pintura. Y si las limitaciones son aún más fuertes, se recomendará una solución automática ASB.

Y si todavía es necesario recordarlo, en el tratamiento antico, no es sólo la etapa de la pintura la que es importante. Antes de esta etapa, comprobamos que la pieza está estructuralmente en forma. Así mismo, a través del tiempo, que la corrosión no ha tenido un impacto en la solidez y la durabilidad del material con el que está hecha la pieza. Hacer una prueba no destructiva es esencial y aquí SAMES KREMLIN también tiene un valor añadido con su equipo Inocart NDT (aplicación de revelador) o su gama NANOGUN (aplicación de penetrante).

 

Menú

Graco
Graco
Sames Kremlin
Sames Kremlin
AX Tech
AX Tech
Sand Blast
Sand Blast
Weston Tools
BINKS
DeVILBISS
RANSBURG
MS
BGK
HOSCO